CLASIFICACIÓN DE FALLAS EN LOS EQUIPOS DE CÓMPUTO

01.– PROBLEMAS DE ARRANQUE.
Los problemas de encendido son los más evidentes a los ojos. El equipo no envía señal a la pantalla o, pero aún, ni si quiera enciende las luces del panel frontal del gabinete. En el primero de los casos, puede tratarse de una falla en los componentes críticos relacionados con la puesta en marcha:

1) La línea de tensión que llega al equipo (Valor de Tensión, Estabilizador, UPS, Enchufes.
2) Fuente de Alimentación.
3) La Memoria RAM.
4) La Tarjeta de Video.
5) El Procesador.
6) La Tarjeta Madre.

Cuando al pulsar el botón de encendido no hay respuesta de los LEDs frontales del equipo, el problema parece ser todavía mayor, este tipo de falla involucra en primer lugar a la fuente de energía y, luego a un posible cortocircuito dentro del equipo.

Los cortocircuitos dentro de una computadora pueden darse a causa de una descarga externa notable (por lo general, producidas por tormentas eléctricas a través de módems o placa de red), la unión de dos componentes de los circuitos de la tarjeta madre, de alguna placa de expansión o en apartado lógico del disco duro, esa fusión innecesaria entre dos puntos de circuito, al poner en contacto dos pins o pistas pueden provocar un cortocircuito.

La solución del problema se basa en la inspección visual de cada componente, para dar con los puntos que están en contacto por error (en la mayoría de los casos basta con separarlos para que vuelva a la normalidad), preferentemente revisar los componentes antes de volver a encender el equipo.

 

02.– PROBLEMAS DE INESTABILIDAD.
Esta es una de las clases de falla más comunes en los equipos, su efectos suelen traer grandes dolores de cabeza a los usuarios si no guardaron previamente el trabajo que estaban realizando al momento del congelamiento, ya que general, la aplicación o el equipo quedan fuera de servicio hasta ser reiniciadas.

Esta clase de problemas se manifiesta diversas formas:
– Comportamiento Errático de las Aplicaciones o del Sistema Operativo.
– Congelamiento Espontáneo del Equipo.
– Mensajes de Error.
– Pantallas Azules (BSOD).
– Cierre Inesperado de Programas.
– Reinicio Espontáneo del Equipo.

Posibles Causas Principales:
– Módulos de Memorias RAM Incompatibles o Dañadas.
– Temperatura Excesiva (Procesador, Disco Duro, Placa de Video).
– Tarjeta Madre Defectuosa.
– Overclocking Extremo.
– Memoria Cache L1 o L2 Dañada.
– Incompatibilidad entre Aplicaciones (Antivirus, Firewall, etc).
– Controlador de Dispositivos Mal Depurado o Dañado.
– Infección de Virus.

NOTA: La acumulación de suciedad en los zócalos de conexión también puede afectar la comunicación permanente entre la Tarjeta Madre, la Memoria RAM, el Procesador y las Tarjetas de Expansión. Además, la humedad y el calor juegan un rol importante en este tipo de desperfectos discontinuos, ya que pueden ser casuales directos del problema (Solución: Limpieza de los Contactos de las Tarjetas).

 

03.– PROBLEMAS DE RENDIMIENTO.
Los problemas de rendimiento están relacionados, en su mayoría, con el software, principalmente con el sistema operativo.

Causas Referidas al Software en General:
– Uso Abusivo de Aplicaciones muy Pesadas (Bloatware).
– La Presencia de Virus.
– Programas Residentes y Servicios Innecesarios.
– Controladores de Dispositivos Mal Depurados.

Un refinamiento de estos factores liberará una cantidad de Memoria RAM, qué pasa-rá a estar disponible para el sistema operativo., permitiendo ejecutar más aplicacio-nes simultáneas sin que percibamos una ralentización.

El sistema operativo va acumulando restos de instalaciones y también de desinstalación de aplicaciones, entradas en el registro del sistema, fragmentación de archivos en el disco duro.

Causas Referidas al Hardware en General:
– Hardware Obsoleto.
– Memoria Caché L1 o L2 Desactivada.
– Conexión Inapropiada entre Disco Duro y Controladora de Disco.
– Configuración Deficiente del BIOS Setup.

Solución: Herramientas de Mantenimiento Periódico (Mantenimiento Lógico).

 

04.– PROBLEMAS DE INCOMPATIBILIDAD.
Suelen ser casos aún más complejos que los de arranque o inestabilidad; los síntomas pueden ser totalmente aleatorios e impredecibles, y las causas resultan difíciles de ubicar de forma rápida y simple.

Las causas se relacionan con incompatibilidad entre:
– Software – Software.
– Hardware – Software.
– Hardware – Hardware.

Software. Cuando existe una incompatibilidad entre algún controlador y el sistema operativo.

Hardware. Podríamos decir que es más complejo encontrar la solución y, en ciertos casos, no se da con ella hasta remplazar uno de los dispositivos no compatible con otro.

Una gran cantidad de dispositivos de hardware poseen firmwares (software instalado en un chip) basados en memorias del tipo EEPROM y, gracias a esto, es posible actualizar su contenido con facilidad y, por lo tanto, corregir errores, agregar funciones y eliminar incompatibilidades.

El caso más habitual es la actualización del firmware de la Tarjeta Madre (más conocido como BIOS). Entre los dispositivos que generalmente posibilitan la actualización de su firmware, encontramos grabadoras de CD/DVD, tarjetas gráficas y de red, discos duros, routers, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *